Esta ‘viuda negra’ cruel y vengativa

RAYMUNDO ZAMARRIPA/AGENCIA REFORMA
Mar, 03/04/2014 – 20:59
anaserranillaMONTERREY, NL.- Como si hubiera estado escrito, el estreno en Estados Unidos de la teleserie La Viuda Negra, protagonizada por Ana Serradilla, coincidió (y con diferencia de horas) con la detención del narco mexicano más buscado: Joaquín “El Chapo” Guzmán.

“Es que le pedimos al ‘Chapo’ que nos echara la mano, que se dejara agarrar para que coincidiera con el estreno. ¡Qué timing!”, bromea Ana en entrevista.

La anécdota cobra sentido porque a partir de hoy, el público norteamericano podrá ver el programa que está basado en la vida de la colombiana Griselda Blanco, considerada la “Reina del Narcotráfico” en los años 70 y 80.

“Ella le daba ocho vueltas a Pablo Escobar. Estaba metiendo droga a Estados Unidos cuando él ni siquiera se estaba dedicando al narcotráfico. Es una cosa seria lo de esta mujer”, explica Ana.

Luego de verla recientemente en la serie Alguien Más, las cintas Luna Escondida y Espacio Interior y la obra de teatro La Venus de las Pieles, el universo del narcotráfico es el último sitio en el que imaginaríamos a la actriz de 35 años.

Y ella tampoco se visualizaba ahí en un principio.

“Cuando me ofrecieron el papel dije que era un absoluto ‘miscast’. No viene al caso el cuerpo, la cara, la nacionalidad. Pero me dijeron que era basado en la vida de Griselda Blanco, que la serie no era histórica ni documental”, aclara.

“Entonces pude crear un personaje, basado en ciertos acontecimientos de la vida de esta mujer que estuvo en la cárcel, fue pionera en meter droga a Estados Unidos, en zapatos de mujer, utilizaba viejitos de los que nadie sospecharía. Tenía un ingenio impresionante”.

Pero aunque se expresa con emoción del personaje, no lo ensalza.

Su objetivo es contar una historia en la que conviven el romance, la ambición y la violencia, convertida en una mujer que, además de ser fría y despiadada y estar a la cabeza de un imperio criminal, sufre, llora y muestra su lado débil.

La Viuda Negra aún no tiene fecha de estreno en México, pero se espera que llegue tras probar suerte en el mercado estadounidense.

OSCURA TENDENCIA

En la actualidad es evidente el impacto que tienen las historias cuyo tema central es el mundo del narcotráfico, pero la opinión de Ana al respecto de este fenómeno es muy clara.

“Me duele que se sienta tristeza o rabia de que les vaya tan bien a las series de narcotráfico, porque al parecer estamos ‘idealizando’ o ‘volviendo héroes’ a los narcotraficantes, y no es así”, asegura.

“Simplemente estamos mostrando una realidad que vivimos, como el que acaben de agarrar al ‘Chapo’. Es una realidad que nos invade, que afecta al País y evidentemente le llama la atención al público”.

Para ella, esto no implica idealizar a nadie y, por el contrario, subestima al espectador.

“Porque tiene la capacidad de discernir entre el bien y el mal. Saben perfectamente lo que es generar dinero fácil, generar éxito pisando a los demás”, dice.

Grabada en Colombia, donde la actriz pasó seis meses en la producción en la que se recrean momentos de los años 70, 80 y 90 del siglo pasado, la serie llega a un año y medio de la muerte de Griselda Blanco, quien fue asesinada en Medellín en septiembre del 2012.

“Esa gente no duerme en paz. Decidieron hacer un pacto con el diablo y eso tiene consecuencias. Eso todos los seres humanos lo sabemos, y quien decida entrarle al juego está en su derecho y quien no, también”, insiste.

“El problema no es la información que yo te doy, sino cómo la absorbes tú. Tiene que ver con la educación que le damos a nuestros niños, con la cultura que está viviendo el País”.