La cinematográfica historia de Lorena Henao, ‘La viuda de la mafia’, vivió entre lujos, rejas y muerte

lorena_heano2012Las exequias de Lorena Henao Montoya, viuda del capo del cartel del Norte del Valle, Iván Urdinola, se llevarán a cabo en el cementerio Los Olivos de la ciudad de Tuluá. Su tumba quedará a un lado de la de su padre y su hermano. La vida de Lorena Henao Montoya, de 43 años, estuvo llena de lujos, excentricidades, amores, dinero, pasión, narcotráfico, prisión y muerte.

La mujer, desde los primeros albores de su juventud, fue el centro de atención de sus hermanos y familiares y el amor del capo del cartel del Norte del Valle, Iván Urdinola Grajales, con quien se casó y tuvo varios hijos. Este podría ser un guión digno de una película al estilo de la saga de “El Padrino”.
Grandes mitos e historias se han tejido sobre su vida, ya que desde pequeña era hermosa, inteligente y seductora, lo que hizo que el capo se enamorara perdidamente de ella cuando la dama no sobrepasaba los 17 años de edad.
Cuentan quienes conocieron de este romance, que el capo la sedujo de mil maneras y cumplió muchos de sus caprichos de adolescente, como traerle los cantantes de moda para que tocaran solo para ella. Idilio lleno de misterios, celos e infidelidades que duró hasta que Urdinola murió víctima de un infarto.
[B]Asesinada[/B]
Ella después de pasar varios años en la cárcel y al tratar de rehacer su vida fue asesinada el jueves en la tarde por dos sujetos cuando viajaba en un modesto carro por la vía que comunica a Armenia con La Tebaida, muy cerca a la finca San Jorge, en la glorieta al aeropuerto El Edén.
Un hombre que la acompañaba y que iba manejando el automotor también murió en el sitio. Se dice que sería su actual compañero sentimental, identificado como Lucio Quintero Marín, pero portaba una cédula a nombre de Luis Alberto Echeverry Monsalve; una menor de 12 años, sobrina de Quintero y que viajaba en el asiento trasero, resultó herida en un brazo y está fuera de peligro.
Las autoridades
El coronel Luis Enrique Roa, comandante de la Policía del Quindío, manifestó que Henao Montoya había llegado a una finca ubicada en las afueras de Armenia desde el pasado cinco de diciembre para pasar vacaciones y fin de año junto a sus familiares.
En el momento de su muerte se dirigía a la ciudad de Tuluá para compartir un almuerzo con otros allegados, pero cuando transitaba por el sector antes descrito, fue interceptada por dos sujetos, quienes le dispararon en repetidas ocasiones. La mujer alcanzó a ser auxiliada por algunos conductores y llevada al hospital de esa población, pero murió a los pocos minutos.
El alto oficial señaló que luego de conocerse del atentado varios uniformados se acercaron para hacer una minuciosa inspección del vehículo y establecieron que Lorena Henao llevaba dos cédulas, una que pertenecía a su hermana y la otra era la original de ella.
La Policía capturó a dos sospechosos del doble crimen que estaban en una estación de gasolina y al ser descubiertos se enfrentaron a bala con las autoridades. Vestían cachuchas y chaquetas camufladas. Los detenidos, que hasta el cierre de esa edición comparecían ante un juez, fueron identificados como Mauricio Andrés y José David, el primero, según el coronel, tiene antecendentes judiciales y es señalado de ser el líder de “Los Machos”, mientras que el otro tiene antecedentes por porte de granadas de fragmentación.
Cabe recordar que Lorena Henao estuvo detenida varios años en la cárcel del Buen Pastor en Bogotá señalada de los delitos de testaferrato y enriquecimiento ilícito, entre otros, pero logró su libertad condicional, argumentando un cáncer, sin embargo fue sorprendida nuevamente por las autoridades haciendo compras en un centro comercial de Armenia y fue llevada nuevamente a la cárcel de Cúcuta, de donde, luego de varios años, logró su libertad en 2011 y desde entonces se mantenía en el anonimato y con bajo perfil.
[B]Su crimen[/B]
Sobre los móviles del asesinato se teje la versión de que pudo ser porque, al parecer, estaba tratando de recuperar algunos bienes ocultos de su exesposo Iván Urdinola. Por otra parte, las autoridades manifestaron desconocer que la mujer tuviera líos judiciales.
[B]Episodios[/B]
La vida de Lorena Henao siempre transcurrió entre el dolor, los barrotes y la muerte. Uno de esos episodios ocurrió cuando su esposo murió, en el 2002, al parecer víctima de ataque cardíaco, en el momento en que se encontraba recluido en la cárcel de Itagüí. Su hermano Orlando Henao, conocido como ‘El hombre del overol’, fue asesinado en 1998 en la cárcel Modelo, según los informes de inteligencia por un hermano cuadripléjico de Hélmer ‘Pacho’ Herrera.
Por otra parte, sus otros dos hermanos, Arcángel y Fernando, purgaron penas en los Estados Unidos bajo los cargos de narcotráfico y se dice que posiblemente ya están en libertad.
Pero quizás uno de los golpes más dolorosos y tristes para ella fue la condena de su hija Emma Juliana Urdinola Henao, de 23 años, a 37 años de cárcel por la muerte de un sindicalista. La hermosa mujer, que estudiaba veterinaria en una prestigiosa universidad bogotana, está recluida actualmente en El Buen Pastor y fue elegida reina de la simpatía en la fiesta de Las Mercedes, celebrada en septiembre pasado.
Otro de los momentos oscuros que se tejieron sobre la mujer es el supuesto romance que sostuvo con un teniente de la Armada, quien supuestamente la visitaba en su finca “La Porcelana”, ubicada cerca a Zarzal, Valle. Dicen que el oficial cayó rendido ante sus encantos, pero esa aventura amorosa terminó macabramente cuando Urdinola se dio cuenta y mandó a secuestrar al militar, lo encerró, torturó, despedazó y luego lanzó sus restos a las aguas del río Cauca. Esto hizo que la pareja conformada por Iván y Lorena, quienes siempre vivieron rodeados de lujos, finos vinos, caballos, carros blindados, empezaran los líos amorosos y la justicia pusiera sus ojos en el capo.
Otro de los romances que se ventilaron en su momento por conocidos de la fémina fue el que supuestamente sostuvo con Wílber Varela, alias ‘Jabón’, quien fuera asesinado en Venezuela. Informes indican que la persona que la acompañaba cuando fue tiroteado había sido el conductor de ‘Jabón’.
[B]A la televisión[/B]
En la pasada serie ‘El cartel de los sapos’, la actriz Sandra Reyes fue la encargada de personificar magistralmente el personaje Lorena Henao, con el nombre de Amparo Cadena.
Cabe recordar que en septiembre pasado fue asesinada en las calles de Medellín Griselda Blanco, conocida como ‘La reina de la coca’, quien, como ‘La viuda de la mafia’, aunque por caminos diferentes y cuando rehacían sus vidas, encontró su trágico final.